La solución al hambre no es dar más, sino robar menos. Jean Ziegler

ESTE BLOG NO SE ACTUALIZA

VISITA EL NUEVO BLOG


LLUITA PELS TEUS DRETS

domingo, 9 de diciembre de 2012

El Partido Popular y la policía: hacia una guardia pretoriana del 1% "Si van a existir solamente dos bandos, el de los demócratas y el de los dictadores, todos los trabajadores deben estar en el lado de la democracia. Y hay que ayudar a los que no lo tengan todavía claro", por Juan Carlos Monedero

0 comentarios
Article llegit al seu bloc COMIENDO TIERRA


Un antiguo mando de la policía, hoy jubilado, graba un durísimo alegato contra la dirección actual de la policía y su apuesta por la represión y la violencia (algo que estamos viendo ahora con el regreso del PRI en México y la persecución a los estudiantes de #yosoy132). Preocupado este policía demócrata -y con memoria-, advierte: “¡Cuidado! Estamos regresando al franquismo. El PP está deslizándonos otra vez hacia la lógica de la dictadura”. Y hace una apelación que hace tiempo planteamos en algún debate de la Tuerka: si hay objeción de conciencia entre los médicos ¿por qué no puede haber objeción de conciencia entre los policías? Una enseñanza de Venezuela ha sido la unión cívico-militar. Un error de la izquierda argentina estuvo en no cuidar a los militares demócratas y de izquierda -que existían-, entregando todo el ejército a la extrema derecha. No se nos escapa que las fuerzas y cuerpos de seguridad tienen como última ratio defender la lógica que sostiene el sistema -la propiedad privada-, pero no deja de ser menos cierto que es imposible que el sistema se sostenga con los únicos brazos de ese 1% que se está quedando con nuestros países. Por eso necesitan mercenarizar a la policía y al ejército (sin olvidar los servicios privados de seguridad, que, como se vió con el caso de Madrid Arena y la muerte de cuatro jóvenes, trabajan con una exclusiva lógica de guardaespaldas de la empresa).

A día de hoy, en Europa, no lo han conseguido. Parece sensato trabajar para que no puedan hacerlo. Si se manda a la policía a un cuerpo a cuerpo contra la ciudadanía, todos pierden. También los policías. De ahí la importancia de los sindicatos democráticos dentro de la policía. De ahí la importancia de dejar claro a la policía que no es con ellos, salvo que se conviertan en los defensores de lo indefendible y que, por tanto, si están saltando por encima de las obligaciones que les marca la Constitución, se están poniendo en contra de la democracia a la que deben defender. En la última huelga general, la ciudadanía demostró mayor tolerancia con el enfrentamiento con la policía. Como ya vimos con la lucha de los mineros. Hay que convencer a la policía que esta pelea del 1% contra el 99% no es su pelea. Es un momento de lanzar mensajes de diálogo antes de que se rompan todas las costuras. Por mucho que el ánimo, viendo determinados comportamientos de los antiduisturbios, pida lo contrario. Para darse gusto al cuerpo uno se entrega a las pasiones. En política la pasión, necesaria, tiene que venir después del análisis. Para no confundir la lucha necesaria con un Hola! revolucionario. Si van a existir solamente dos bandos, el de los demócratas y el de los dictadores, todos los trabajadores deben estar en el lado de la democracia. Y hay que ayudar a los que no lo tengan todavía claro.
Read more ►

viernes, 30 de noviembre de 2012

" Atascado un sector mayoritario de la ciudadanía en mirar al Parlamento que le representa, que eligió para que cuidara de sus intereses, es hora de exigir a los políticos con dignidad y consciencia que acaben con este sufrimiento..." Per Rosa María Artal

0 comentarios
Rosa María Artal
Imaginemos un país donde se “vende” un Banco, el de Valencia, -hundido por el putrefacto PP de esa comunidad durante su larga hegemonía- por un euro. El agraciado es CaixaBank. Y se han ido por el sumidero 5.500 millones de euros de nuestros impuestos que ya hemos pagado y seguiremos pagando en calidad de vida. Imaginemos también un país en el que, 37 años después de su muerte, se rinde homenaje al dictador de cuatro décadas, y ni el gobierno lo impide, ni cruje la sociedad de arriba abajo. Ese mismo ejecutivo que amnistía por dos veces –enmendando la plana a la justicia con empecinado tesón digno de otras causas- a unos condenados por tortura. Del cuerpo de los Mossos de Escuadra. O en el que un chico de 21 años, Alfonso Fernández Ortega, está detenido -sin juicio- en la prisión de Soto desde el 14N, fecha de la huelga general, bajo acusaciones poco claras.
 
 Vamos a imaginar muchas más cosas, por ejemplo, que la OCDE nos pronostique para 2013 el peor año de la crisis, con 6,2 millones de parados, una deuda que dejó Zapatero en 68,5% del PIB y que va a llegar al 97,6%. O que la economía retrocederá el triple de lo que ha manejado el gobierno para elaborar los presupuestos. Más aún, que escuchemos decir al presidente Rajoy: “ Confío en que la OCDE se equivoque”. Y es que su gobierno debió de comprar la bola de cristal adivinatoria en un comercio chino de los que tanto nos gustan ahora. Ya nos venden por la tele las ganas que tienen los millonarios de ese país en venir a residir a España y comprar su permiso de residencia. Por 160.000 euros, viene de regalo con el piso adquirido.

 Pero es el momento de contar con otra hipótesis: la oposición política no hace otra cosa que participar en los juegos florales parlamentarios y mediáticos oponiendo tímidas críticas. Alguna enmienda o proyecto que barre la apisonadora del PP, como es sabido, pero que hace quedar bien. Creen.

 El PSOE sigue desmoronándose. Ya no le ha faltado más que la trama corrupta que afecta a altos cargos del PSC. Perdió 8 diputados en las elecciones catalanas y sus dirigentes -al igual que los nacionales- “se felicitaron” por el trabajo realizado. Es que las encuestas decían que serían peores los resultados. Grandioso. Es que esta nueva dirección –estatal- “lleva solo 5 meses”. Renovada ella, con caras e ideas sorprendentes y prometedoras, a ver si para 2.050 encuentran la senda perdida y salen del agujero en el que entonces se encuentren. Y en el que, visto lo visto, seguirán congratulándose de lo bien que lo están haciendo.
 Lo peor es que la ciudadanía es del palo “yo voto al que tenga posibilidades de ganar”. Y solo ve dos caminos: PP y –todavía- PSOE. La izquierda más real que la que hoy representan los socialistas, ha ganado en Cataluña –si descontamos a ERC más local- 3 escaños que tampoco es para tirar cohetes, por mucho que también “se feliciten” por los resultados. Y aunque UPyD se dio allí un buen batacazo, su ultranacionalismo español gusta en el resto del Estado un poco más. Aunque sea de derechas o de izquierdas según convenga, o haya votado, de la mano del PP, en contra de llevar a cabo un referéndum sobre los recortes. El panorama así es idílico.

La sociedad no puede esperar más. Todo esto y mucho más es real, aunque parezca increíble. Nos encontramos en una situación límite. Achicando el agua que nos anega por todas partes. Con los profesionales de la medicina –todos los sectores: médicos, enfermeras, celadores, auxiliares, administrativos- fuertemente implicados en Madrid para que no nos desmantelen la sanidad pública, hemos de asistir impertérritos a las consignas del PP que insultan nuestra inteligencia diciendo que no se privatiza nada. Ah, vaya, que eso se llama “Plan de externalización de la gestión sanitaria” u “optimización de recursos”. Solo que se entregan al capital riesgo -para comerciar con nuestra salud por definición-  6 hospitales, un centenar de centros de atención primaria, el Instituto de Cardiología y otros servicios. Todo muy rentable. Se ha abierto un negocio de 400 millones de euros ¿Quién lo desprecia? Y ya se sabe que si no obtienen los beneficios deseados, también la Comunidad echará una manita para que se queden contentos.  “Optimizan” sus bolsillos y los de políticos y parientes implicados en esas empresas que es un gusto.

Algo más. Una pregunta clave, si le marean los datos. La medicina es una vocación de servicio público que ha de brear con las no muy agradables averías que arroja un cuerpo enfermo. Sus profesionales nos están alertando de la gravedad de estas medidas ¿A quién hace Vd. más caso? ¿A su médico o enfermera o… a los desprestigiados políticos?

Volvamos al principio. Hemos enterrado 5.500 millones de euros en un solo banco. Y quedan muchos pufos que cubrir en el sector. Las políticas neoliberales del PP están hundiendo la economía y nuestras vidas a extremos inimaginables. Cada vez pagamos más impuestos por menos servicios. Y nos “modulan” los derechos a diario. ¿Tanto le cuesta deducir a un sector de la sociedad lo que ocurre? ¿Por qué estamos mucho peor que hace un año? ¿Qué inventario ha añadido a todas las “herencias” –propias y ajenas- la actual gestión del PP? ¿En qué se justifican las mermas de sanidad, educación, cultura, ciencia, transportes, servicios… viendo quién se lleva nuestro dinero? 5.500 millones un solo banco, repito. 37.000 entre todos los afectados… por el momento. Los hospitales aún semiprivados ”rescatados” con dinero público. Las autopistas. Lo que haga falta. Mientras, un hombre se ha suicidado en Navarra porque le desahuciaban al deber… poco más de 4.000 euros de alquiler. ¿Las estafas continuas nos han “externalizado” el cerebro?

Atascado un sector mayoritario de la ciudadanía en mirar al Parlamento que le representa, que eligió para que cuidara de sus intereses, es hora de exigir a los políticos con dignidad y consciencia que acaben con este sufrimiento. Váyanse si es preciso, hagan huelga total, acudan a los Tribunales internacionales, no secunden más estos atropellos con florituras verbales y ninguna acción efectiva. Evidencien ante el mundo que no son cómplices de una acción de gobierno que degrada nuestra vida, sin que tengamos culpa alguna, y ni figuraba en los programas, ni se anunció -sino todo lo contrario- y nos sirven con continuas mentiras. ¿No ven la desesperación de mucha gente? ¿El atontamiento sumiso de otros? Aparquen el lirio y la hortensia ¡Y hagan algo de una vez!
Read more ►

domingo, 18 de noviembre de 2012

"La PAH y la mayoría de la sociedad lo tiene claro: todo era #PuroTeatro. La patronal de la banca dictó el decreto la semana pasada y el Gobierno redactó ahora lo que le manda “su amo”. Una vez más, el Gobierno es el brazo armado de la banca..." Article de Luis M. Sáenz

0 comentarios
Article llegit a TRASVERSALES

El 15 de noviembre el Gobierno emitió el Real Decreto Ley 27/2012, como respuesta a la creciente presión e indignación social por la complicidad de las instituciones políticas con las entidades financieras en una operación de miserabilización social como es la puesta en marcha de lanzamientos masivos a consecuencia de ejecuciones hipotecarias, dejando a muchas familias en la calle y sin alternativa habitacional. Los suicidios que están teniendo lugar son la expresión más dolorosa de un sufrimiento ante el que tanto el gobierno anterior como el actual se han mostrado impasibles y cómplices de las entidades financieras.
 
EL RDL 27/2012 y la ejecución hipotecaria
Según este RDL, hasta el 14/11/2014 no se expulsará de la casa a las personas que pierdan la propiedad de ella por ejecución hipotecaria cuando se den TODAS las siguientes condiciones:

1. Que se trate de la vivienda habitual, que la persona deudora no tenga ninguna otra vivienda en propiedad, que el préstamo se concediese para la compra de esa vivienda y que ésta garantizase la hipoteca.

2. Que los ingresos anuales de la unidad familiar no superen 19.170.39 euros
* El tope fijado es tres veces el IPREM, si éste cambia cambiaría el tope.

3. Que en los cuatro años anteriores a la solicitud la proporción entre la carga hipotecaria y la renta familiar se haya multiplicado al menos por 1,5
* A carga hipotecaria constante, eso quiere decir que la renta familiar debe haber bajado al menos un 33%.

4. Que la cuota hipotecaria sea superior al 50% de los ingresos netos de la unidad familiar.
* Por ejemplo, si los ingresos netos son 14.000 euros anuales sólo cumplirán esta condición quienes paguen por la hipoteca más de 7000 euros al año, quedándoles menos de 7000 euros anuales para vivir.

5. Que se dé una situación de "especial vulnerabilidad", entendiendo por esto que se dé al menos una de las siguientes circunstancias:
- Familia numerosa
- Familia monoparental con dos o más hijos a cargo
- Familia en la que al menos haya un menor de tres años
- Familia en la que algún miembro tiene discapacidad superior al 33%, situación de dependencia o enfermedad que incapacite de forma permanente para la actividad laboral, o en la que conviva persona con parentesco hasta tercer grado de consanguinidad o afinidad con titular de la hipoteca o su cónyuge y que esté en situación de discapacidad, dependencia o enfermedad grave que le incapacite de forma temporal o permanente para la actividad laboral.
- Deudor en desempleo habiendo agotado las prestaciones
- Familia en la que haya una víctima de violencia de género que tenga ese domicilio habitual

El Fondo Social de Viviendas
El RDL encomienda al Gobierno la creación de un Fondo Social de Viviendas, en colaboración con el sector financiero, sin poner plazo alguno para su constitución. Las viviendas serían propiedad de las entidades de crédito (no sería por tanto una red pública). Se ha comentado que esto afectaría sólo a viviendas propiedad de bancos que ya están bajo el control del FROB, pero el RDL no dice nada al respecto.

Se dirigiría a las personas que hayan sido expulsadas de su vivienda habitual pero cumplan las condiciones que el RDL establece para que a partir de su entrada en vigor no pudieran serlo. Por tanto, no atendería a las personas sin acceso a la vivienda a precios de mercado si previamente no han sido desahuciadas.

Se propone como objetivo facilitar alquileres "asumibles" en función de los ingresos, pero no se cuantifica ese criterio. A tener en cuenta que, al fijar las condiciones para acogerse a la moratoria de desahucio, el Gobierno ha considerado asumible que, por ejemplo, pague una hipoteca de 7500 euros anuales una familia con dos hij@s de cuatro y seis años de edad con 15.000 euros de ingresos anuales. Eso es algo muy distinto de la petición que los movimientos sociales vienen haciendo de que el alquiler social no supere en ningún caso el 30% de los ingresos familiares. Mientras que el gobierno establece un mínimo del 50%, y sólo para muy pocas personas, la reivindicación social es un máximo de un 30% y para todas las personas que lo necesiten.

Conclusiones
a) Este RDL 24/2012, al igual que los "cambios" de postura entre los dirigentes del PP y del PSOE, es su respuesta ante una presión social que ha ganado ya el apoyo de la inmensa mayoría de la opinión pública. Según sondeo realizado el 30/11/2012 por Metroscopia para El País, el 94% de la población quiere que puedan aplazarse o suspenderse los desahucios de personas desempleadas, el 86% cree que la legalidad vigente protege los intereses de los bancos frente a los de sus clientes y el 86% apoya la dación en pago. Por ello, hay que hacer dos lecturas complementarias de lo que ocurre: por un lado, se está demostrando que la lucha social en torno a objetivos claros y comprensibles puede lograr éxitos y forzar retrocesos en la política de recortes; por otro lado, el camino tomado por el PP, aunque pueda mejorar la situación de algunas personas afectadas por el riesgo de desahucios, deja sin resolver el grueso del problema y hace necesario mantener la presión y dar a apoyo a movimientos cono stopdesahucios o las plataformas de personas afectadas por la hipoteca.

b) La moratoria de dos años para los desahucios en ciertas condiciones ha sido limitada a un conjunto de circunstancias extraordinariamente limitadas. Por poner sólo un ejemplo, una familia formada por dos personas adultas y tres hijas o hijos menores que ingrese actualmente 12.000 euros y tenga una hipoteca de cuota anual 6000 euros no estará acogida por la moratoria. Tampoco podría una familia de dos personas adultas y dos hijas/hijos de cuatro y seis años en la que no entra ningún ingreso. Es un escándalo, porque tratan de hacer ver que son sensibles al sufrimiento humano cuando en realidad lo desprecian haciendo una ley que sólo será aplicable a muy pocas familias.

c) La exigencia que desde los movimiento sociales se alza reclamando una red pública de alquiler social tampoco ha sido atendida, pese a que la existencia de un amplio patrimonio inmobiliario en manos del FROB a través de su control sobre diversas entidades financieras ha creado condiciones muy favorables a la puesta en marcha de esa red.

Dado que el encargo hecho por el Gobierno al Gobierno para la creación del Fondo Social de Viviendas (FSV) carece de plazo, de momento no significa nada.

Además, no sería en ningún caso una red pública, ya que, según el RDL, las viviendas serían propiedad de las entidades de crédito. Todo hace pensar en que, de llegar a hacerse algo a este respecto, se tratará más bien de una operación para facilitar, con el respaldo y quizá el aval del Estado, que los bancos hagan negocio con el patrimonio inmobiliario en sus manos, pero ahora por la vía del alquiler a personas con pocos recursos. Marx describió en su tiempo que, en épocas de crisis y de creciente miseria, los alquileres se convierten en uno de los negocios más rentables a costa del saqueo al que son sometidas las personas más pobres, cuya incapacidad para comprar una vivienda les obliga a aceptar condiciones de alquiler desorbitadas e injustas.

Por último hay que señalar que el citado FSAV no aborda el problema social de la vivienda, ya que no se dirigiría a todas las personas que necesitan casa sino sólo a una parte de las que ya hayan sido expulsadas de sus hogares.

d) Tal y como declara la Plataforma de Afectados por la Hipoteca,
"La PAH y la mayoría de la sociedad lo tiene claro: todo era #PuroTeatro. La patronal de la banca dictó el decreto la semana pasada y el Gobierno redactó ahora lo que le manda “su amo”. Una vez más, el Gobierno es el brazo armado de la banca, todo lo otro son daños colaterales de la guerra del 1% contra el 99%. Las prisas por adjudicarse la exclusiva nos hace nuevamente ver cómo los intereses de muchos son usados en beneficio de unos pocos, sin cambiar la situación.
Pero también tenemos claro que si hoy el Gobierno tomó estas medidas es gracias a la presión social, a la lucha sin tregua de los de abajo, de organizaciones como la PAH, el 15M y muchas otras.

La PAH continuará presionando y movilizándose, tal y como ha hecho hasta ahora, es así como ha conseguido paralizar más de 500 desahucios frente a los 400.000 impulsados por las leyes injustas de #PPSOE. Seguiremos exigiendo que la moratoria se aplique a todas las famílias, siempre que la causa del impago sea sobrevenida y siempre que se trate de vivienda habitual.

No valen medidas publicitarias, ni pequeñas modificaciones que no aborden el problema de raíz. La PAH no aceptará rebajas ni medidas trampa. Las soluciones que la PAH lleva años exigiendo son claras:
Dación en pago reatroactiva!
Moratoria de desahucios inmediata!
Alquiler social ya!
Nos avalan más de 600.00 firmas de la ILP donde quedan recogidas nuestras demandas de mínimos"
Más información sobre la ILP en http://www.quenotehipotequenlavida.org/

e) Tenemos una deuda inmensa con las amigas y amigos que han sostenido la pelea contra los desahucios. Han demostrado que los de arriba nos tienen miedo, que podemos obligarles a mover ficha, que podemos unirnos la gran mayoría de la población por lo que es justo. Y eso ha contribuido decisivamente a alentar y animar las movilizaciones del 14 de noviembre de 2012. Se ha demostrado que movilizarse sirve, ha echado por tierra el derrotismo de tantas voces, interesadas o confundidas, que no han parado de decir que la acción social no servía para nada. Sí, sirve. Sí, podemos. No vamos a parar hasta echarles, no para cambiarles por otros, sino para rescatar nuestras vidas, para tomar en nuestras comunes manos el futuro.

Read more ►

Bancos y cajas anuncian que paralizarán los desahucios "en casos de extrema necesidad", y es inevitable preguntarse cuándo un caso es extremo para ellos, que llevan tiempo permitiendo la ejecución de las tragedias, hasta alcanzar una media de 512 desahucios diarios. Por Olga Rodríguez

0 comentarios
article llegit a la revista PUEBLOS

Olga Rodríguez
¿Piensa la patronal bancaria en todo lo que hay detrás de esas cifras, de esos nombres?

¿Qué sienten cuando, tras expulsar de sus casas a las familias, sacan a subasta esas viviendas de las que se erigen como propietarios, mientras siguen exigiendo a los desahuciados el pago de las casas que ya nunca serán suyas?

“Casos de extrema necesidad” recuerda a aquella otra frase pronunciada por Dov Weisglass, asesor del exprimer ministro israelí Ariel Sharon, quien, refiriéndose a los palestinos víctimas del bloqueo de Gaza, dijo: “La idea es ponerlos a dieta, no matarlos de hambre”.

¿Creará la patronal bancaria un grupo de trabajo encargado de determinar cuándo llega la tragedia y cuándo no, cuándo un desahucio es terrible y cuándo no, cuándo es solo ‘dieta’ y cuándo ‘muerte por hambre’? ¿De qué modo valorarán el carácter extremo de la situación?

Ahora, tras las protestas, tras un formidable movimiento contra los desahucios, tras la advertencia de jueces y fiscales, que han acusado a los bancos de especular con las ejecuciones hipotecarias, tras varios suicidios de afectados, se detendrán algunos desahucios.

Es el elevado precio que se impone a la gente en una época de impunidad como la actual, en la que los ricos nunca habían sido tan ricos ni los pobres, tan pobres.

Hasta hoy no había excepciones para ejecutar los desahucios. Parapetados tras la excusa de la legalidad, la banca justificaba lo injustificable, lo insostenible.

Se hacía porque era legal, a pesar del artículo 47 de la Constitución (“Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada”) como legal fue que las mujeres no pudieran votar o que en EEUU se legitimara el racismo con espacios separados para negros y blancos; como legal es la desigualdad, la pobreza, el abuso del poder frente a la indefensión de los débiles.

Bancos y cajas deciden que lo legal ya no es justificable “en casos de extrema necesidad”, y esto demuestra que la protesta es útil, que la presión sirve, que todo suma, que la reivindicación de nuestros derechos es más que nunca imprescindible y que hay que seguir luchando para que las legales violaciones de los derechos humanos sean finalmente paralizadas.

Pero no basta con un gesto de caridad. El anuncio de la paralización temporal de algunos desahucios, de los peores, forma parte de ese régimen de adelgazamiento al que están sometidos derechos fundamentales.

Nos ponen a dieta, pero con disimulo. Como diría Weisglass, con una dieta no mortal. No vaya a ser que nos quedemos sin absolutamente nada, nos rebelemos, y encuentren entonces algún obstáculo serio a su impunidad.
Read more ►

"...El Real Decreto aprobado por el Gobierno para regular algunos procedimientos de desahucio no supondrá ninguna mejora sobre la situación actual e incluso la empeora (...) excluyen a la mayoría de la gente afectada". Por la PAH

0 comentarios
Article llegit a DIAGONAL

Ada Colau
Representantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y juristas han asegurado la mañana del viernes en rueda de prensa que el Real Decreto aprobado por el Gobierno para regular algunos procedimientos de desahucio "no supondrá ninguna mejora sobre la situación actual e incluso la empeora", según ha asegurado Ada Colau, portavoz de la PAH. En palabras de José María Fernández Seijo, magistrado del juzgado de lo mercantil de Barcelona, "antes los jueces podían dudar sobre si paralizaban un procedimiento de desahucio, ahora pueden decir que al haber ya una norma no pueden ir más allá de lo que ésta dicta".
El Real Decreto [aprobado por el Consejo de Ministros el jueves y publicado la mañana del viernes en el Boletín oficial del Estado ha abierto un periodo de dos años de moratoria en el procedimiento de ejecución hipotecaria con una serie de condiciones que, en opinión de la PAH, “excluyen a la mayoría de la gente afectada”. Martì Batllori, presidente de la comisión de defensa del Colegio de Abogados de Girona, ha calificado en la rueda de prensa de “incompleta y vergonzosa desde el punto de vista jurídico” la nueva normativa, a la que identifica como “una segunda parte del decreto de Guindos”, en referencia al código de buenas prácticas que el Gobierno ofreció firmar a las entidades bancarias y que ha resuelto hasta la fecha 150 casos.
Colau ha asegurado que el Gobierno “ha desaprovechado la oportunidad” de regular de forma conveniente un parque de viviendas en alquiler social y ha juzgado como “incomprensible” que presente el Real Decreto a la vez que se crea el llamado “banco malo” por el que el Estado pasa a ser copropietario de una parte de los activos inmobiliarios en manos de las entidades financieras.

La PAH ha querido insistir en la alternativa ya presentada a través de la Iniciativa Legislativa Popular que ha recogido más de 600.000 firmas para regular la dación en pago retroactiva, el alquiler social y la moratoria en los procedimientos de ejecución de hipotecas. “Una economía no sale de la crisis si la población no sale de la crisis”, ha concluído Colau, que destaca cómo unas plataformas “sin recursos ni infraestructuras y criminalizadas” han liderado la respuesta social a la realidad de los desahucios.

Este lunes las plataformas [presentarán de forma masiva un escrito en el que se solicita la suspensión de todos los procedimientos de ejecución hipotecaria de viviendas habituales que se encuentren actualmente en los juzgados. El escrito, que ha sido elaborado junto con el Consejo General de la Abogacía Española, será distribuido entre los abogados colegiados para difundirlo también más allá de los afectados que ya se han organizado en la PAH.
Read more ►

sábado, 17 de noviembre de 2012

"Le llaman sacrificio cuando deberían decir HOLOCAUSTO". Por Francisco Altemir

0 comentarios
Article llegit a % ATTAC MADRID

Los poderosos siempre han cambiado el significado de las palabras de forma que inducen a error a los más débiles, mejor dicho les atemorizan para que obren de acuerdo con sus dictados.

Tal ocurre con la palabra SACRIFICIO, al escucharla viene a nuestras mentes todo el poso de “enseñanza cristiana acrítica” que durante cientos de años nos han tratado de despojar de  nuestra capacidad de discernimiento. Recordamos a un dios del Antiguo Testamento que ordena a Abraham a “sacrificar” a su hijo Isaac asesinándole para satisfacción suya. Nos viene a las mente cierta prácticas masoquistas: azotarse la espalda o colocarse cilicios para sufrir y ofrecer el “sacrificio “ a un dios inexistente, porque el Dios del Nuevo Testamento encarnado en un hombre, Jesús de Nazaret, abomina de tales prácticas infructuosas. También las civilizaciones precolombinas ofrecían a sus dioses las ofrendas de los corazones de los guerreros más valientes y de las mujeres más hermosas, lo hacían en pirámides construidas a tal efecto.

Los escritos y leyendas no se pueden descontextualizar. El género humano ha ido creciendo en sabiduría y conocimientos lenta y paulatinamente. En los albores de la humanidad cualquier suceso nuevo o extraordinario les causaba inquietud por no decir auténtico pavor. Una simple tormenta eléctrica con su aparatoso acompañamiento de lluvia, rayos y truenos les hacía pensar que debían hacer una ofrenda al ser capaz de promover tan pavoroso fenómeno. Le ofrecían  productos de la tierra o animales domésticos para aplacar su ira, y ganarse su benevolencia. Era una especie de soborno primitivo para conquistar el favor del “dios” capaz de hacer tales prodigios que les dejaban en estado de “shock”.

Ese significado ha sido recogido por el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, sin tener en cuenta el contexto en que cristalizó.

Por otra parte se dice que unos padres se sacrifican por sus hijos, velándoles noches enteras cuando enferman. Uno no se imagina a esos padres con cara de cordero degollado por el “sacrificio” que están haciendo, cuando en realidad tienen cara de preocupación y, finalmente, tienen la cara y el corazón contentos cuando el hijo mejora. Su actuación les ha salido de dentro, por obligación (de ob, prefijo: a causa de  y de ligare : ligazón, parentesco).

Ese es el auténtico significado de la palabra SACRIFICIO, hacer lo más importante (del latín sacrum, lo más importante o sagrado, y de facere, obrar o actuar). Es la actitud de muchos líderes que con riesgo de la vida o de su libertad las arriesgan por sus compañeros o los desvalidos (Sánchez Gordillo). La Plataforma de Afectados por las Hipotecas es una buena muestra de ello. Los “yayoflautas” que hemos visto ser empujados y golpeados por orden de los mandamases se ven impelidos a actuar de esa forma porque es el SACRIFICIO que les pide el cuerpo, la solidaridad con las víctimas del terrorismo del sistema.

Es más fácil utilizar un falso eufemismo que decir la verdad que van adoptar nuevas medidas que nos llevan a un auténtico holocausto, a la muerte por inanición, a la muerte por falta de cuidados, a la muerte por falta de esperanza, a la muerte por desesperación. Lo más importante que tenemos todos en la vida es el futuro, en principio es nuestro pero nos puede ser arrebatado sumiéndonos en la desesperanza y empujando a muchos al suicidio. Hay que tener en cuenta  de la misma forma que hay muchos desahuciados invisibles como escribía hace poco Ignacio Escolar (sólo salen en televisión la punta del iceberg), hay también muchos suicidas invisibles de los que nadie cuenta nada. Solamente lo saben, aparte de los allegados, los jueces que levantan los cadáveres y los del Samur. Uno y otro cuerpo de funcionarios se han indignado y claman porque se tomen medidas para evitar tales desgracias, ellos no son los malos de la película, los malos son otros y se irán de rositas. Es más fácil pedir “sacrificios” que pedir que vayamos al degolladero, pero ignoran que el verdadero significado de SACRIFICIO supone la unión de todos contra la injusticia, la corrupción y la mentira.  Es el trabajo más sagrado e importante que nos aguarda.

Los mandamases conocen muy bien los consejos de Maquiavelo  en “El Príncipe”, después de sopesar las dos alternativas contrapuestas: “Más vale ser temido que amado.  Ignoran, como es natural, que las sociedades en las que no reina el temor son más felices, las personas son más solidarias. Hay que decir ¡BASTA! a este capitalismo salvaje en el que reina la SACROSANTA  COMPETITIVIDAD,  que convierte a la sociedad en una jungla en la que impera el más fuerte, el que sabe poner mucho mejor las zancadillas, el que sabe manejar la navaja mejor que nadie, el que es más astuto y utiliza las mejores argucias para escalar puestos pisoteando a los demás, el que tiene menos escrúpulos, el que ve en el otro un enemigo al que hay que eliminar en lugar de un amigo al que hay que ayudar. Es necesario cambiar el sistema, en el que se vea al otro como un compañero, con su dignidad y sus flaquezas como las nuestras porque somos seres de relación, como decía Antonio Machado: “Un corazón solitario no es un corazón”. Hay que sustituir la competitividad por la cooperación, teniendo en cuenta además que el rendimiento por hora aumentará al no perder el tiempo miserablemente en cómo deshacerse de los “enemigos” (Esta observación debería servir para calmar a los Amos del Universo)

Es necesario desterrar el miedo al que nos quieren someter. Es necesario pensar con autonomía y apartar de nosotros las “recetas!” de los que, ignorando todo, nos atiborran del “pensamiento único”. Ese pensamiento único nos dice: tienes que adaptarte y el hombre medio tiene que adaptarse y someterse para sobrevivir. Adaptarse y someterse a la economía de mercado, a la globalización financiera y especuladora, a la competitividad, a los empleos precarios, a la posibilidad del paro o de la jubilación anticipada, a la explotación laboral, al acoso en el trabajo, a la posibilidad de deslocalizaciones y fusiones, con las consiguientes pérdidas de puestos de trabajo, a los paraísos fiscales, a las especulaciones financieras e inmobiliarias efectuadas por los “amos del universo”. Adaptarse y someterse al yugo que supone el pago de las hipotecas durante, prácticamente, toda la vida. Adaptarse a la arrogancia y prepotencia del poder, al trabajo infantil esclavo, a la trata de blancas. Adaptarse a las amenazas de privatización de los servicios públicos o a su posterior desaparición. En sumo: adaptarse a vivir con miedo, sin dignidad y esperanza y adeshumanizarse. El sistema aborrece de los que piensan y se rebelan, les descalifica tachándoles de “inadaptados” y les echa encima a los cuerpos de seguridad del Estado: ¡Hay que identificarse! y ¡Ay de ti si no lo haces aunque seas un “yayoflauta” que lucha por sus bisnietos!

Madrid, 12 de noviembre de 2012.
 


sacrificio.
(Del lat. sacrificĭum).
1. m. Ofrenda a una deidad en señal de homenaje o expiación.
2. m. Acto del sacerdote al ofrecer en la misa el cuerpo de Cristo bajo las especies de pan y vino en honor de su Eterno Padre.
3. m. Matanza de animales, especialmente para el consumo.
4. m. Matanza de personas, especialmente en una guerra o por una determinada causa. La revolución supuso el sacrificio de miles de vidas.
5. m. Peligro o trabajo graves a que se somete una persona.
6. m. Acción a que alguien se sujeta con gran repugnancia por consideraciones que a ello le mueven.
7. m. Acto de abnegación inspirado por la vehemencia del amor.
8. m. coloq. Operación quirúrgica muy cruenta y peligrosa.
~ del altar.
1. m. sacrificio de la misa.
2. holocausto.
3. (Del lat. holocaustum, y este del gr. ὁλόκαυστος).
4. 1. m. Gran matanza de seres humanos.
5. 2. m. Acto de abnegación total que se lleva a cabo por amor.
6. 3. m. Entre los israelitas especialmente, sacrificio en que se quemaba toda la víctima.
  1. 7.   Real Academia Española © Todos los derechos reservados
Read more ►

La huelga de hambre de los seis trabajadores de la Compañía Telefónica entra en su día número 12 mientras su seguimiento es silenciado (y censurado en La Vanguardia) por todos los medios de comunicación de masas, incluído El País o El Periódico de Catalunya. Por Àngels Martínez i Castells

0 comentarios
Article llegit al seug bloc PUNTS DE VISTA

Hoy se cumplen ya los 12 días de huelga de hambre de los compañeros de Telefonica. La foto anterior corresponde al inicio de la misma. Ayer, Elena, Toni y Zé, de DEMPEUS per la Salut Pública visitaron a los 5 compañeros en lucha frente a la todopoderosa y prepotente Telefónica. Como cuenta Toni Barbarà, médico, la situación ambiental, pero sobretodo el semblante de los compañeros denotan la dureza del momento. A pesar de los cuidados de un equipo fraternal de compañer@s médicos y sanitarios, tantas horas de tensión y ayuno, sin otra ingesta que líquidos con electrolitos, representa un quebranto que va profundizando en un limbo desconocido y expectante de cual será el siguiente síntoma, el nuevo deterioro físico y psíquico… y que gravedad tendrá.

La historia es de una dureza absolutamente inusual, que permite hablar de encarnizamiento: el conflicto se remonta a 2010 con el despido fulminante del trabajador Marcos Andrés Armenteros por haber acumulado varias bajas médicas, perfectamente extendidas por su facultativo del sistema nacional de salud. Es el disparate más aberrante de una progresiva reforma/contrareforma laboral que a paso de tuerca ha llegado a la ignominia de poder despedir a un trabajador por el hecho simple y llano de enfermar.
 
La normativa aplicada es producto de sucesivos recortes en las condiciones laborales: Que llega a considerar como despido procedente a un trabajador/a que presente un 20% de bajas médicas (aunque estén perfectamente justificadas y documentadas) a lo largo de 4 meses no consecutivos de un mismo año. Se trata del nefasto artículo 52 D del estatuto de los Trabajadores. Una normativa obscena que pretende castigar el “absentismo”… en la primitiva versión era aplicable cuando este supuesto absentismo alcanzara el 5% de la plantilla. Ese porcentaje bajó al 2’5 % en el periodo Zapatero, para acabar hoy, en versión PP, en el 0%, es decir independientemente de que haya o no absentismo.

Hay que denunciar que hoy día, inmersos en esta brutal crisis-estafa, los servicios de atención en el trabajo sitúan una nueva patología social en las antípodas del dicho “absentismo”: es el “PRESENTISMO”, o sea la asistencia al puesto de trabajo incluso en condiciones inhumanas, de enfermedad o indisposición, pero arrastrando el dolor y la rabia ante la posibilidad de perder el puesto de trabajo en una salvaje competencia frente a otro compañer@ no enfermo en ese momento. Es la consagración del principio del beneficio empresarial por encima de cualquier consideración social, laboral, de derecho, de humanidad. Patronos impunes que exclaman: “¡Si no son rentables, si se ponen enfermos, ¡se les despide y listos !”

Marcos tuvo la fatalidad de enfermar de forma reiterada, y en lugar de sostener una baja prolongada, se fue reincorporando a su puesto de trabajo para acabar con la injusta penalización de su despido. Pleiteó contra la empresa ¡ y ganó ¡! Despido nulo y readmisión!. Parecía que la justicia se iba a imponer…. Pero el poderoso entramado jurídico de la no menos poderosa Telefónica recurrió y en el nuevo proceso, aun confirmándose su culpa dolosa, se decretó despido solo ” improcedente”, y con esa fórmula como todo el mundo va sabiendo se permite la no readmisión por cuatro cuartos. Se trata además y por encima de todo de dejar bien claro su “principio de autoridad” su “aquí manda la patronal” su “ordeno, mando y doy ejemplo a quienes quieran plantar cara, o simplemente pretenda ejercer sus derechos”.

Todo este brutal escenario  está siendo objeto de una opacidad mediática literal. Es el silencio impuesto y culpable de y a los medias que dependen, obedecen, acatan ni que sea a regañadientes, las indicaciones (órdenes) de lo poderosa empresa millonaria, amiga del poder, cómplice de tantos entramados macrofinancieros, y determinante en el sector. Lali Sandiumenge ya lo padeció en La Vanguardia.

Desde  Dempeus de la Salut pública les reiteramos nuestra solidaridad y apoyo.
Es importante que desde las redes sociales se difunda esta injustícia.  Este es el artículo de Esther Vivas en Publico, y os remitimos también al de Lali Sandiumenge censurado en La Vanguardia. Lali ha abierto un nuevo blog `para poder contar la verdad en   “Luchamos contra Telefónica en su propio terreno”, y una explicación de la censura Hay que informar. Y este es el comunicado que corresponde con su onceavo día de Huelga de Hambre (ayer):


FACEBOOK: Huelga de Hambre en Telefónica
TWITTER: @HHTelefonica
BLOG: http://huelgadehambreentelefonica.blogspot.com.es
Email: huelgahambretelefonica@gmail.com
También os pedimos que difundáis el nº de cuenta de apoyo a la huelga de hambre

0081-5041-83-0001506556

para que hagáis vuestras aportaciones para sufragar los gastos de prensa, carteles, infraestructuras y apoyo a los huelguistas.
Gracias por vuestro apoyo.
Ved también en este blog:  En Telefonica, una huelga de hambre solidaria para Marcos y el video de cafèAMBllet explicando estos hechos:


Read more ►

lunes, 12 de noviembre de 2012

ASCO. "...Estoy de la propaganda y distracción mediática, de la Cataluña de Mas, de la botoxiada líder popular, y de la ciudadanía borrega –que también parece la va haber en los votos-, hasta los nísperos." Por Rosa María Artal

0 comentarios
Article llegit al seu bloc EL PERISCOPIO

Rosa María Artal
Una mujer, muy digna y muy desesperada, Amaia Egaña, se tira por la ventana cuando los agentes judiciales suben ya por las escaleras para desahuciarla de su piso. Es uno de los en torno a 500 desalojos diarios por impago bancario. Los empleados -oigo en algún zapping- están muy tristes por lo ocurrido, pero “es su trabajo”.

Los vecinos de Baracaldo salen a la calle profundamente irritados. En otro lugares también. ¿Es la gota que colma el vaso? No, creo que aún no.

Algunos bancos huelen pólvora y dicen que ellos no desahucian más. Por el momento. Y el coro aplaude. Qué majos. Los unos y los otros.

Los partidos mayoritarios se apresuran a ver cómo capean el temporal. Después de haber negado reiteradamente soluciones a la barbarie de echar de sus casas a personas acosadas por entidades bancarias que en muchos casos han recibido dinero público. Después de haber dado dinero público a espuertas a todo el sistema financiero. Público quiere decir de todos, pagado con nuestros impuestos. Digo yo que convendrá recordarlo.

Sus voceros mediáticos jalean la resolución de estos sensibles políticos que, además, vaya qué casualidad, andan en campaña electoral. En el poco espacio que les sobra tras dedicar todos sus esfuerzos a Cataluña. Estoy de la propaganda y distracción mediática, de la Cataluña de Mas, de la botoxiada líder popular, y de la ciudadanía borrega –que también parece la va haber en los votos-, hasta los nísperos.

129 periodistas de El País son despedidos. Algunos tan imprescindibles como Ramón Lobo o Javier Valenzuela, con impresionante preparación y bagaje, con un hacer que es maestría de periodismo, de ética y de todo lo valioso. O, en la misma línea, de Txentxo Joldi (el que descubrió el caso Divar), por no hablar de otros más jóvenes y muy notables como Manuel Cuellar o Antonio Fraguas (hijo, qué casualidad). Y, sin duda, muchos más que figurarán en la lista que no conozco al completo.

Ha habido silencios o modos de escurrir el bulto bien culpables en el caso de cuanto rodea el ERE de El País –hay que comer, claro, a veces muy bien-. Ay El País, aquel periódico sin cuya lectura durante muchos años parecía faltarnos algo de vida. Hoy, tras esa debacle, las noticias más vistas, que anoto por si cambian en el enlace, son: 1) La glamourización de Sergio Ramos firmado por Boris Izaguirre 2) Mari Alcadesa de Luz Sánchez-Mellado y El director de la CIA dimite por un relación extramatrimonial, del corresponsal Antonio Caño.

El periódico global, como se llama ahora, escribe una tribuna sin firma titulada ”A nuestros lectores“. Está muy ofendido. Lo enlazo para que me quede guardado porque es como para enmarcarlo.

Los amigos de Twitter andamos buscando un buen gel que nos limpie de  “tendencias libertarias”, “demagogia populista”, “insidias”, “envidias y celos”… O sea de esto, que incluye la tribuna (entre otras muchas aseveracions y algunos olvidos):

“A veces son fruto de la demagogia populista, las tendencias libertarias de muchos de quienes ocupan las redes sociales, la insidia que mana del fracaso de algunos competidores, o la envidia y los celos de determinados profesionales que sobrevaloran su propia capacidad e influencia en el universo de las letras y el periodismo”.

No sabemos si el gel será suficientemente enérgico para quitarnos también… el asco.
Read more ►

domingo, 11 de noviembre de 2012

La gran oportunidad que se nos brinda tras el paso de Sandy, por Naomi Klein

0 comentarios
Article llegit a REBELIÓN

Naomi Klein
Menos de tres días después de que Sandy tocó tierra en la costa este de Estados Unidos, Iain Murria, del Competitive Enterprise Institute (Instituto de Competitividad Empresarial), dijo que la miseria que los neoyorquinos estaban a punto de sufrir era por culpa de su oposición a los grandes almacenes comerciales. En Forbes.com explicó que el hecho de que la ciudad rehúsa acoger a Walmart probablemente hará que la recuperación sea más difícil: Las tienditas simplemente no pueden hacer lo que los grandes almacenes sí pueden en estas circunstancias, escribió. También advirtió que si el ritmo de la reconstrucción resultaba ser lento (como a menudo sucede), entonces las reglas en favor de los sindicatos, como la ley Davis-Bacon, tendrían la culpa. Se refiere al estatuto que exige que a los trabajadores en proyectos de obras públicas se les pague no el salario mínimo, sino el que impera en la región.

Ese mismo día, Frank Rapoport, abogado que representa a varios contratistas de bienes raíces y de la construcción que manejan miles de millones de dólares, rápidamente sugirió que muchos de esos proyectos de obras públicas no deberían ser públicos. En vez, los gobiernos, cortos de dinero, deberían voltear hacia las sociedades pública-privadas, conocidas como P3. Esto implica puentes y túneles reconstruidos por compañías privadas, que podrían, por ejemplo, instalar casetas de cobro y quedarse con las ganancias. Estos acuerdos no son legales en Nueva York o Nueva Jersey, pero Rapoport cree que eso puede cambiar. Las estructuras de algunos de los puentes en Nueva Jersey que fueron destruidos necesitan ser remplazadas, y va a ser muy costoso, dijo a The Nation. Así que el gobierno podría no tener el dinero necesario para construirlos de manera correcta. Y ahí es cuando recurres a un P3.

El premio al sinvergüenza capitalismo de los desastres seguramente se lo lleva el economista de derecha Russell S. Sobel, quien escribió en un foro en línea de The New York Times. Sobel sugiere que en áreas muy golpeadas la FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) debería crear “zonas de libre comercio –en las cuales todas las regulaciones normales, licencias e impuestos (sean) suspendidas”. Al parecer, este alboroto empresarial proveería mejor los bienes y servicios que las víctimas necesitan.

Sí, claro: esta catástrofe muy probablemente creada por el cambio climático –crisis nacida del colosal fracaso regulatorio para prevenir que las empresas traten el medio ambiente como una cloaca abierta– es simplemente una nueva oportunidad de mayor desregulación. Y el hecho de que esta tormenta ha demostrado que la gente pobre y de la clase trabajadora es mucho más vulnerable a la crisis climática demuestra que esto es claramente el momento para despojar a esa gente de las pocas protecciones laborales que aún tiene, así como de privatizar los escasos servicios públicos a los que aún tienen acceso. Sobre todo, al enfrentar una extraordinariamente costosa crisis nacida del egoísmo empresarial, dar vacaciones fiscales a las empresas.

La oleada de intentos de usar el poder destructivo de Sandy para hacerse de dinero es sólo el más reciente capítulo de la muy larga historia que he llamado la “doctrina del shock”. Y es un pequeñísimo vistazo a las maneras en que las grandes empresas buscan cosechar enormes ganancias a partir del caos climático.

Un ejemplo: entre 2008 y 2010 fueron presentadas o expedidas al menos 261 patentes relacionadas con cultivos listos para el clima –semillas supuestamente capaces de soportar condiciones extremas, como sequías e inundaciones; de estas patentes, cerca de 80 por ciento estaba controlada por sólo seis gigantes de los agronegocios, incluyendo a Monsanto y Syngenta. Con la historia como nuestra maestra, sabemos que los pequeños agricultores se endeudarán intentando comprar estas nuevas semillas milagrosas y que muchos perderán su tierra.

En noviembre de 2010, The Economist publicó un texto, el de portada, acerca del cambio climático, que sirve como un útil (aunque desgarrador) anteproyecto de cómo el cambio climático podría servir como el pretexto para el último gran arrebato de tierra, un último despeje colonial de los bosques, las granjas y los litorales, a manos de un puñado de multinacionales. Los editores explican que las sequías y los cultivos sometidos a calores extremos son tal amenaza para los agricultores, que sólo los grandes jugadores pueden sobrevivir el desbarajuste y que puede ser que muchos agricultores abandonen la granja como forma de adaptarse. Tenían el mismo mensaje para los pescadores que ocupaban valiosas tierras frente al mar: ¿no sería mucho más seguro, tomando en cuenta los cada vez más elevados mares y todo lo demás, si se unieran con sus compañeros agricultores en los barrios bajos urbanos? Es más fácil proteger de las inundaciones a un puerto que a una población similarmente distribuida a lo largo de una costa de pueblos pesqueros.

Pero, se podría preguntar, ¿no hay un problema de desempleo en la mayoría de estas ciudades? Nada que un poco de reforma a los mercados laborales y libre comercio no puedan remediar. Además, las ciudades, explican, tienen estrategias sociales, formales o informales. Estoy bastante segura de que esto quiere decir que la gente cuyas estrategias sociales antes implicaban sembrar y atrapar sus propios alimentos, ahora pueden aferrarse a la vida vendiendo plumas rotas en los cruces o quizá traficando drogas. Aún no se menciona cuál debería ser la estrategia social informal cuando los vientos de una súper tormenta aúllen a través de aquellos precarios barrios bajos.

Durante mucho tiempo los ambientalistas consideraron que el cambio climático era un gran igualador, el asunto que afectaba a todos, ricos o pobres. No pensaron en la miríada de maneras en las que los súper ricos se protegerían de los efectos menos aceptables del modelo económico que los hizo tan ricos. En los pasados seis años hemos visto el surgimiento de bomberos privados, contratados por compañías de seguros para ofrecer un servicio de conserjería a sus clientes más ricos; además del Helpjet, que duró poco, una aerolínea chárter en Florida que ofrecía servicios de evacuación de cinco estrellas, de las zonas de huracanes. Ahora, después de Sandy, hay exclusivos agentes de bienes raíces que predicen que los generadores de energía serán el nuevo símbolo de estatus, con el juego del penthouse y la mansión. Al parecer algunos imaginan el cambio climático no tanto como un peligro claro y presente, sino más como una especie de vacaciones de spa; nada que la correcta combinación de servicios hechos a la medida y accesorios con buena curaduría no puedan vencer. Al menos esa fue la impresión que dejó la venta pre Sandy de Barney’s en Nueva York: ofrecía descuentos en el té verde sencha, juegos de backgammon y mantas de 500 dólares para que sus clientes de lujo pudieran instalarse con estilo.

Así que sabemos cómo los doctores del shock se están preparando para explotar la crisis climática, y, por el pasado, sabemos cómo termina esa historia. Pero aquí está la verdadera pregunta: ¿podría esta crisis ofrecer una oportunidad diferente, una que disperse el poder a las manos de muchos en vez de consolidarlo en las de pocos; una que expanda radicalmente lo colectivo en vez de subastarlo en pedazos? En pocas palabras, ¿podría Sandy ser el inicio de un shock del pueblo?

Creo que sí. Como bosquejé el año pasado (www.thenation.com/article/164497/capitalism-vs-climate?page=0,0#), podemos hacer cambios que posibiliten bajar nuestras emisiones al nivel que la ciencia demanda. Éstos incluyen trasladar nuestras economías (así que vamos a necesitar a esos granjeros donde están); expandir enormemente y reimaginar la esfera pública para no sólo detener la siguiente tormenta, sino también prevenir peores trastornos en el futuro; regular a morir las empresas y reducir su venenoso poder político, y reinventar la economía para que ya no defina el éxito como una expansión sinfín del consumo.

De la misma manera en que los movimientos que nacieron a raíz de la Gran Depresión y de la Segunda Guerra Mundial hicieron suyos el orgulloso legado de las redes de bienestar social en el mundo industrializado, así, el cambio climático puede ser una ocasión histórica para engendrar a la siguiente gran ola de cambio progresista. Además, ninguna de las artimañas antidemocráticas que describí en La doctina del shock son necesarias para hacer avanzar esta agenda. Lejos de aprovechar la crisis climática para hacer que se aprueben políticas no populares, nuestra tarea es aprovecharla para demandar una agenda verdaderamente populista.

La reconstrucción tras Sandy es un gran lugar para comenzar a probar estas ideas. A diferencia de los capitalistas del desastre, que usan la crisis para evadir la democracia, una recuperación del pueblo (como muchos del movimiento Ocupa ya demandan) implicaría nuevos procesos democráticos, incluyendo asambleas barriales, para decidir cómo deberían ser reconstruidas las comunidades fuertemente golpeadas. El principio primordial debe ser el de tratar al mismo tiempo las crisis gemelas de la desigualdad y el cambio climático. Para empezar, eso quiere decir una reconstrucción que no sólo cree empleos, sino trabajos con sueldo digno. Implica no sólo más transporte público, sino vivienda económica, energéticamente eficiente, al lado de esas vías de transporte. También no sólo más energía renovable, sino control comunitario democrático de esos proyectos.

Pero al mismo tiempo que se redoblan las alternativas, necesitamos incrementar la lucha contra las fuerzas que activamente hacen que la crisis climática empeore. Eso implica mantenernos firmes contra la expansión continua del sector de las energías fósiles hacia territorios nuevos y de alto riesgo, ya sea en arenas bituminosas, con fractura hidráulica, exportaciones de carbón a China o taladrando en el Ártico. También implica reconocer los límites de la presión política e ir directamente tras las empresas de energías fósiles, como hacemos en 350.org con nuestro tour Haz las cuentas. Estas compañías han mostrado que están dispuestas a quemar cinco veces más carbón de lo que los cálculos conservadores dicen que es compatible con un planeta habitable. Nosotros hicimos las cuentas, y simplemente no podemos dejarlos hacerlas.

Esta crisis, o se vuelve una oportunidad para un salto evolucionario, un reajuste holístico de nuestra relación con el mundo natural, o se convertirá en una oportunidad para el mayor alboroto del capitalismo del desastre en la historia de la humanidad, dejando al mundo aún más brutalmente separado entre ganadores y perdedores.

Cuando escribí La doctina del shock documentaba crímenes del pasado. La buena noticia es que éste es un crimen que está ocurriendo; aún está dentro de nuestro poder frenarlo. Asegurémonos de que esta vez los chicos buenos ganen.

Naomi Klein es autora de No logo y La doctrina del shock.
Publicado en The Nation (thenation.com)
Read more ►
 

Copyright © altres mirades Design by O Pregador | Blogger Theme by Blogger Template de luxo | Powered by Blogger